El Presupuesto Personal

El Presupuesto Personal

 

Muchas veces el dinero se nos va porque no le prestamos atención a como lo gastamos.

Para algunos los ingresos son relativamente estables y el presupuesto mensual debería planificarse en torno a dichos ingresos.

Los problemas aparecen cuando los gastos se van incrementando y superan mes a mes los ingresos, es decir, finalizamos cada mes en rojo y es allí cuando entonces se recurre a los ahorros o más peligroso aún a las tarjetas de crédito.

El agobio llega cuando sientes que el dinero no te alcanza. Una de las soluciones que propongo y que he aplicado con éxito es llevar un presupuesto mensual en una hoja de Excel en donde documento varias veces al mes todo lo que gasto. Este proceso es fácil y requiere de poco tiempo, menos del que te imaginas.

Gastar más de lo que se gana mensualmente genera estrés. Gastar menos de lo que se gana genera paz y tranquilidad.

A continuación les comparto las recomendaciones que he seguido por varios años:

Identificar tus Gastos e Ingresos

Recomiendo busques el método que mejor te funcione para registrar tus egresos, puedes comenzar por anotar tus gastos en Excel, Word, en una Libreta o en tu Tablet. Realiza este ejercicio por 4 semanas, tomando en consideración las siguientes categorías de gastos:

  • Gastos Fijos: empieza por registrar los gastos obligatorios que se mantienen constantes, por ejemplo el  pago de la renta, el auto,  seguros, entre otros.

 

  • Gastos Necesarios: registra gastos estimados para, por ejemplo las compras en el supermercado, farmacia, tintorería, restaurantes, gasolina, etc. Los gastos necesarios siempre deben estar registrados en tu presupuesto.

 

  • Gastos Adicionales: aquí se registran todos aquellos gastos que se pudieran reducir o eliminar en caso de ser necesario, son las cosas que deseamos pero que no son imprescindibles. Algunos ejemplos: compra de zapatos, ropa, accesorios, regalos, artículos electrónicos, etc.

 

  • Selecciona un día “fijo” a la semana para hacer el resumen de los gastos, de esta manera no se te acumulan las transacciones y  recibos y emplearás menos tiempo cada vez que hagas el ejercicio.

 

  • Para facilitar este proceso, puedes comenzar por guardar los recibos en una sección aparte de tu cartera o monedero, esto te permitirá encontrarlos más fácilmente. Yo utilizo también el estado de cuenta online para guiarme con mis gastos semanales.

 

  • Luego de finalizar el ejercicio de las  4 semanas,  es posible que tus gastos te muestren algunas sorpresas.

 

Al identificar tus patrones de gastos, podrás comenzar a implementar planes  para el ahorro y te permitirá validar tus áreas de mejoras financieras.

En un próximo artículo hablaré de cómo hacer ajustes al presupuesto para vivir más tranquilo y con menos estrés. Recuerda, los pequeños cambios hacen la diferencia, todo comienza con el deseo de hacerlo.

Si deseas el modelo de presupuesto que utilizo para mis gastos, escríbeme y con gusto lo compartiré. Es una tabla de Excel muy sencilla y fácil de utilizar.

Laura.

Photo Credit

Comparte este artículo

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Pinterest

Laura

No comments yet.

Deja un comentario