Qué Rico Comer Sola!

Esta frase te debe sonar extraña y por ese mismo motivo te invito a que continúes leyendo para que descubras la experiencia que recientemete viví y que deseo compartir contigo.

Con esta expresión no me refiero a cenar o almorzar todo el tiempo sin compañía, tampoco me refiero a lo que con frecuencia hacemos al sentarnos a desayunar un cereal por la mañana en la mesa de la cocina.

Es maravilloso disfrutar de una agradable comida en buena compañía, es divino! y es uno de los grandes placeres de la vida, sobre todo cuando se come en familia.

A lo que me refiero es hacer a un lado ciertos paradigmas relacionados con el “sentarse a la mesa sólo en un sitio público”.
Si un día no tienes nada que hacer y te apetece, lánzate a la aventura de ir sólo/a a un restaurant sin pensarlo demasiado.

Recientemente decidí hacerlo, cenar sola en un restaurant un viernes por la tarde, no tenía nada que hacer y mi esposo saldría tarde del trabajo. Tuve una experiencia muy agradable, fuí sin expectativas y solo me dejé llevar por mi interés en comer algo rico y disfrutar del momento presente.

Me encontré conmigo misma, allí sentada sin ningún pensamiento en particular, disfrutando de mí; me observé deleitándome ante el color del cielo, el constante andar de las nubes, la gente y los carros pasar, en fin mi mente cansada sólo se distrajo plácidamente con lo que miraba a su alrededor (si te puedes sentar en una terraza al aire libre la experiencia es aún mas gratificante).

No me importó en lo absoluto lo que los demás pudieran pensar al verme allí sentada sola, ya que sus pensamientos no me incomodan y no pueden hacerme daño, de hecho ni me entero de lo que otros puedan estar pensando de mí, entonces para que ponerle energía en preocuparme por lo que los demás pudieran pensar? Definitivamente un paradigma que ya no me funciona.

Adicionalmente, cuántas personas a mi alrededor podían estar acompañadas pero en el fondo se sentían increíblemente solas? El estar con alguien tampoco te garantiza una buena velada… ya que como dice el dicho, en ocasiones es mejor estar sólo que mal acompañado.

Aquí les dejo mi reflexión sobre lo sabroso que puede resultar regalarse una cena con uno mismo un día que te encuentres sin planes. Recuerda que la vida está hecha de momentos y esos momentos son todos tuyos. Si no disfrutas de tu compañía ¿Quien lo hará entonces?

Aprovecha plenamente tu “ahora”sin importar en donde estés y sin lamentar que no tengas a alguien con quien compartir. Piensa en lo maravilloso de ese momento único y que pronto tendrás la oportunidad de compartir plácidamente acompañada de familiares, amigos y/o enamorados.

Te abrazo deseándote lo que tu corazón desee.

Laura Aiello

 

Comparte este artículo

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Pinterest

Laura

6 Comments Added

Join Discusion
  1. Zully Diaz October 22, 2013 | Reply
    Amiga eso es porque no eres madre todavia!!!!!!!!!...no sabes cuantas veces lo he hecho desde que soy mamá y son los momentos que mas atesoro personalmente hablando, porque precisamente estas contigo misma, son los únicos momentos donde las conversaciones son internas y puedes disfrutar de cada experencia sensorial porque estas concentrada en ti misma
    • Laura October 29, 2013 | Reply
      Zully Muchas gracias por tu comentario, me alegro que te hayas sentido identificada y veas estos pequeños escapes contigo misma como una válvula que te ayude con la paz de tu interior, sigue tus instintos y busca estos momentos cada vez que tu cuerpo y mente los necesite! Abrazos muchos! L.
  2. Juddy October 23, 2013 | Reply
    Esto me recuerda que el viernes, me fui un comer un helado con myself :). Le puse de todo!! Me tome mi tiempo para seleccionar y hacer mezclas que jamas habia hecho. Resultado: un helado extra large, extra toppings y sobre todo exotico. Esos momentos de sentarse tranquilo, sin prisa, stress free, son priceless!!. Despues de casi una hora comiendome mi heladito no se por qe pero sali feliz ( como nena estrenando juguete) a encontrarme con mi nena y mi esposo. Gracias por compartir tu aventura Lauris.
    • Laura October 29, 2013 | Reply
      Juddy Que linda experiencia! Repítela cada vez que sientas sea necesario, esos momentos ayudan a nivelarnos internamente, tienen un efecto mágico, cuesta describirlo con palabras… me despido compartiendo lo siguiente: “Que vivan esos momentos de disfrute a plenitud con uno mismo”… yeah!!!
  3. Yanelys October 23, 2013 | Reply
    Hola Lauris, Ante todo permiteme decir que todo el esfuerzo que hayas puesto en la elaboracion de este blog no se compara con la calidad de informacion que ahora compartes con el mundo externo. Te deseo todo lo bueno siempre para ti, tu espacio cibernetico y tus futuras metas! :) Este articulo es uno de mis preferidos porque describe una vez mas lo hermoso de compartir tiempo contigo misma. Me ha sucedido esta experiencia, en un sitio publico muy pocas veces, pero si han cambiado los tonalidad del dia absolutamente. En mi casa sucede muchas veces y la verdad es que lo disfruto muchisimo tambien! El otro dia una vecina compartio que su niño de 8 años, le hizo el siguiente planteamiento: "Yo se que un dia tiene 24 horas y cada hora tiene 60 minutos... pero cuantos momentos hay en un dia?" la mama, dudosa, o no, encontro como unica respuesta posible la siguiente; "Todos los que tu quieras... I guess" :D. Creo que fue la mejor respuesta que pudo recibir el niño! y va en linea con lo que tu compartes! :D Sooo ....hoy tambien disfrute mi momento... mi cafecito y yo solos en la mesa de mi cocina ... manana?... hmmm! :) Nuevamente, felicidades Lauris! Esta muy hermoso tu blog y gracias por compartir esta linda informacion! Bendiciones para ti.... Bravooo... Cheeeeerss!!! :D Yanelys
    • Laura October 29, 2013 | Reply
      Hola Yanelys Muchas gracias por tus hermosos deseos, todo lo que escribo lo hago desde el corazón y basado en mis experiencias de vida. Gracias también por compartir tus vivencias, creo que mientras más nos hacemos conscientes de la importancia de estos momentos con “uno mismo”, mejor es la calidad del tiempo que les podemos dar a otros… en el rol de madre, de hermana, esposa, amiga… etc. etc. Me despido deseándote lo que tu corazón desea.

Deja un comentario